06 – Continuación.

En el caso de una bandeja sobre la cual se depositaron diferentes objetos, algunos de ellos «Muktzé» y otros que no lo son; si los objetos prohibidos son los más  importantes para la persona, la bandeja se transforma en «base para objeto prohibido». Si los objetos permitidos son los más importantes la bandeja no será «Muktzé» (Shulján Aruj 310:8). Por ejemplo: si sobre la mesa se encuentran velas de Shabat y «jalot», si las primeras son de cerámica entonces los panes son los más importantes, por lo que se puede mover la mesa. Empero, si las velas se encuentran en candelabros de plata, estos son «Muktzé por pérdida económica» y por ende más importantes que los panes, por lo que la mesa se transforma en «base para un objeto prohibido» y se prohíbe moverla. Sin embargo, si los candelabros se encuentran sobre una bandeja y ésta sobre una mesa, sólo la bandeja se considera «base para un objeto prohibido» pero la mesa se puede mover pues no hay prohibición sobre la base de una base.

En el caso de una persona que apoyó «Muktzé» sobre el objeto de su compañero, no lo transforma en «base para un objeto prohibido» pues nadie puede a conciencia prohibir un objeto que no le pertenece, pero si lo hizo por encargo del dueño, entonces se considera intencional y por ende el objeto se transforma en «base para un objeto prohibido» (Ramá 309:4, Mishná Berurá 27).

Aunque la base sea mucho más valiosa que el objeto prohibido depositado sobre esta, dado que le hace de sostén se transforma también en «Muktzé». Empero, cuando el objeto prohibido carece de toda importancia frente a la  base que lo sostiene, ésta no se hace «Muktzé». Por lo tanto, si se apoyó una moneda simple sobre una mesa o huesos sobre un plato y dado que lo prohibido es insignificante en relación a su sostén, no se transforman en «base para un objeto prohibido». Asimismo, cuando la base en cuestión no está destinada principalmente a hacer de sostén, por ejemplo en el caso de las puertas de un armario o un refrigerador contiguas a estantes sobre los cuales hay objetos prohibidos, dado que la función central de estas es para abrir o cerrar el armario o la heladera y no para fungir de base de lo que está colocado sobre los estantes, no son «base para un objeto prohibido» (Mishná Berurá 310:31, 277:7, Shmirat Shabat Kehiljatá 20:77).

Una mesa que fue hecha «base para un objeto prohibido» no se la puede mover pero se permite comer o estudiar sobre ella sin correrla. Asimismo, se permite extender o acortar una mesa a condición de que no se mueva con las manos la parte sobre la cual se halla el «Muktzé». Si la mesa posee cajones, se la puede usar mientras no se la mueva del lugar (Tehilá LeDavid 310:7, Shmirat Shabat Kehiljatá 20:61).

Esta entrada fue publicada en 23. "Muktzé". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *