10 – «Muktzé» a la hora que se pone el sol en víspera de Shabat y antes de la salida de las estrellas («Bein Hashmashot») por causa de una prohibición o un precepto.

Todo aquello que era «Muktzé» a la hora de ponerse el sol, aunque luego pierda el carácter de tal, por cuanto que lo fue en ese momento continúa siéndolo por todo el Shabat. Por lo tanto, si se dejó dinero sobre la mesa, esta se transformó en «Muktzé» por ser «base de un objeto prohibido», y aunque el dinero se haya caído de la mesa a lo largo del día la mesa continúa en su mismo status ya que era «Muktzé» al ponerse el sol en la víspera de Shabat (Shulján Aruj 310:7, arriba 5). Asimismo, una vela de aceite que se encendió antes de la entrada del Shabat, al apagarse sigue estando prohibido moverla así como tampoco se puede usar su residuo; dado que en «Bein Hashmashot» ya era «Muktzé» queda en ese status por todo el sábado (Shulján Aruj 279:1, Mishná Berurá 1). Asimismo, un objeto valioso que era «Muktzé por pérdida económica» al ponerse el sol y se quiebra en Shabat, aunque sus restos son utilizables, por cuanto que era «Muktzé» en ese momento se mantiene en ese status todo el Shabat (Mishná Berurá 308:35, según Maguén Abraham 308:19).

Un objeto no es «Muktzé» a menos que cumpla con dos condiciones: a) No era apto para ser usado a la hora de ponerse el sol y antes de salir las estrellas en la víspera de Shabat  («Bein Hashmashot»); b) La persona tenía  el uso de ese objeto apartado de su mente. El ejemplo conocido es el de higos y uvas que fueron colocados en el patio posterior de la casa para que se sequen y se hagan pasas, y durante el proceso de secado no están aptos para ser ingeridos ya que están en fermentación, y además están apartados de la mente de la persona. Por lo tanto, aunque durante el sábado se haya  completado el proceso de secado y las pasas se hicieron aptas para el consumo, dado que durante «Bein Hashmashot» fueron «apartadas» del pensamiento como comestibles, se mantienen en el status de «Muktzé» por todo el día. Empero, si sólo se cumple una de las condiciones, las frutas no serán «Muktzé» todo el Shabat. Por ejemplo, si la persona dejó semillas de trigo sobre la tierra para sembrarlas aunque las «separó» en su mente, dado que en la práctica son comestibles no adquieren el status de «Muktzé» y se las puede tomar en Shabat e ingerirlas (Shulján Aruj 310:2).

Asimismo, cuando la persona sabe que un objeto que no es apto para su uso en «Bein Hashmashot» se transformará en apto durante el día, por cuanto que no lo «apartó» de su mente no adquirió el carácter de «Muktzé». Un claro ejemplo de esto es una olla que se está cocinando sobre la «plata» al comenzar Shabat, si bien en el horario entre la puesta del sol y la salida de las estrellas no era apto para ser ingerido, la persona no lo «apartó» de su mente pues sabía que más tarde estaría pronto. Otro tanto ocurre con quien pone a secar ropa mojada en una cuerda, si bien esta no está apta para su uso en «Bein Hashmashot», si el clima es tal que con certeza durante el Shabat habrá de estar seca, la persona no la «aparta» («Maktzá») de su mente y se la puede mover una vez seca (Levushei Srad, Shmirat Shabat Kehiljatá 22:11).

Esta entrada fue publicada en 23. "Muktzé". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *