13 – Recipientes que se rompieron y ropa que se deterioró.

Tal como vimos (halajá 3), todo objeto que no es apto para ser usado es «Muktzé en sí mismo» («Mejamat gufó»), empero es necesario que clarifiquemos en qué momento un objeto pasa a ser no apto y se transforma en «Muktzé». En términos generales, dos son los factores que inciden en el status de cualquier objeto: a) su situación, b) la consciencia de la persona.

Pasemos a explicar. En el caso de una persona que tira a la basura ropa y utensilios en buen estado antes de Shabat, estos no se transforman en «Muktzé» pues predomina la opinión mayoritaria de quienes los perciben en buen estado por sobre el pensar de quien los botó. Empero, si antes de Shabat una persona tira a la basura utensilios y ropa usados, estos se transformarán en «Muktzé», aunque haya personas que acostumbran a usarlos en ese nivel de desgaste, puesto que el dueño los botó a la basura y están desgastados (Shulján Aruj 308:12, Mishná Berurá 51, Ramá 308:7). Sin embargo, si los tiró a la basura en Shabat no se transformaron en «Muktzé» pues al iniciarse el sagrado día no lo eran, y estaban aptos para ser usados un poco más, por lo que no bajan de categoría el sábado (Mishná Berurá 308:32).

En el caso de un utensilio que se rompió en Shabat, sus restos no se transforman en «Muktzé»mientras sea posible usarlos. En caso de que sea imposible usarlos efectivamente se hacen «Muktzé». Sin embargo, si hay peligro que los habitantes del hogar se lastimen con estos restos, se los puede retirar con las manos. Si el objeto en cuestión se rompió en víspera de Shabat y el dueño del mismo tiró a la basura los restos aunque eran todavía utilizables, se convierten en «Muktzé» (Shulján Aruj 308:6-7 y 11, Mishná Berurá 48, Shmirat Shabat Kehiljatá 20:42).

En el caso de un utensilio al que se le salió una parte, sea tanto en Shabat como en su víspera, si es posible volver a colocarla en su sitio aunque no tenga ningún uso sabático no es «Muktzé», y así como se puede mover el objeto se puede mover la pieza de este que se salió pues todavía se considera parte del mismo. Por lo tanto, una cadena de canicas que se desarmó, por cuanto que se tiene la intención de devolver las canicas a la cadena no se las considera «Muktzé» (a condición de que no se tema que las vuelvan a unir a la cadena mediante un nudo durante el Shabat). Asimismo, un diente postizo o una corona que se sale, por cuanto que se tiene la intención de devolverlos a su sitio – no se transforman en «Muktzé». Lo mismo ocurre con un botón que se cae de una prenda, no se transforma en «Muktzé» ya que se tiene la intención de devolverlo a su sitio. Si bien un botón nuevo es «Muktzé» pues no está apto para uso alguno, en este caso el botón ya era parte de la prenda por lo que no cambia de status.

Sin embargo, objetos unidos a la tierra que se desprenden en Shabat se transforman en «Muktzé», pues al estar unidos al suelo no estaban destinados a ser movidos. Por la base del mismo principio, no se permite mover en Shabat una puerta de una casa que se desprendió (Talmud Babilonio Tratado de Shabat 122(B), Shulján Aruj 308:8-10, Mishná Berurá 35).

Utensilios desechables con los que ya se comió, si todavía se los puede usar no se hacen «Muktzé» y si ya se los botó al tacho de basura sucio adquieren ese status. Lo mismo ocurre si fueron ensuciados de modo tal que no se acostumbra seguir usándolos, aunque no se los haya botado a la basura se transforman en «Muktzé». Empero, si por su suciedad molestan, se los puede retirar por entrar en la categoría de recipiente con materia fecal («Graf shel reí») (tal como se explicó en la halajá anterior, Shmirat Shabat Kehiljatá 20:42).

Un papel con el cual se secaron las manos, si se lo colocó en el bote destinado a los papeles, y se acostumbra a veces a usarlo para absorber líquidos, no es «Muktzé». Si se lo puso en el bote de basura que está sucio y no se acostumbra volver a usarlo se transforma en «Muktzé».

Esta entrada fue publicada en 23. "Muktzé". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *