09 – Utensilios para labores permitidas, alimentos y libros.

Utensilios destinados a acciones permitidas tales como mesas, sillas, camas, almohadas, termos, relojes o escobas se los puede mover para todo uso, mas, de no mediar una necesidad, estará prohibido hacerlo. En los días de Nejemia, en los que muchos trasgredían el Shabat, se decretó que no se puede mover utensilio alguno y cuando la población volvió a guardar las halajot se permitió mover utensilios cuyo uso es permitido, pero se mantuvo el decreto de que no se puede mover un objeto si esto no es necesario. Esto está destinado a que la persona preste atención a lo que hacen sus manos durante el Shabat, que no sacuda objetos sin motivo para de esa forma quedar a salvo de no trasgredir prohibiciones sabáticas. Además, en Shabat la persona debe estar en un estado de reposo interior, y parte de éste pasa por que sus manos cesen y no estén ocupadas moviendo objetos innecesariamente.

Sin embargo, no se decretó prohibición de mover alimentos, libros, prendas de vestir o joyas pues por su intermedio se deleita el Shabat y se los puede mover – aunque no medie necesidad alguna.

Los juristas debatieron respecto de utensilios que se suelen utilizar habitualmente, por ejemplo cubiertos de mesa, platos y vasos. Hay juristas que entienden que se los debe considerar como alimentos, los cuales se pueden mover o tocar ilimitadamente. Otros juristas entienden que se los debe considerar como utensilios para labores permitidas, que se prohíbe mover o tocar de no mediar necesidad alguna. Dado que las reglas de «Muktzé» son de origen rabínico, la idea principal es conforme a la opinión más flexible, empero, a priori, dado que muchos juristas se inclinaron por la opinión más estricta es bueno tener en cuenta su opinión y no mover cubiertos platos y vasos innecesariamente.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos