02 – Los preceptos a cumplir en este día.

https://ph.yhb.org.il/es/15-06-02/

La especial virtud de Yom Kipur se revela mediante los preceptos del día. En primer término, hay tres preceptos comunes a otros días sagrados:

  1. a) Hacerlo día de «santa convocatoria» («Mikrá Kodesh»), o sea, dedicarlo a cuestiones de santidad y honrarlo mediante una vestimenta acorde y el arreglo de la casa, tal como está escrito (Vaikrá 23:27): «Y el día diez de este mes séptimo será día de expiación (Kipur), de santa convocación para vosotros»
  2. b) Cesar en él de toda labor como en Shabat, tal como está escrito (ídem 28-31): «Y no haréis labor alguna este día, porque es día de expiación de vosotros ante el Eterno, vuestro D´s… Ya que toda persona que hiciere en él tarea alguna, será extirpada de en medio de su pueblo. No haréis pues labor alguna. Será estatuto para todas vuestras generaciones dondequiera habitareis» (se explicará posteriormente en 7:2).
  3. c) Ofrendar sacrificios de Musaf tal como en las Festividades y el Novilunio, así tal como está escrito (Bamidbar-Números 29:8-11): «y ofreceréis holocausto de olor grato al Eterno, de un novillo, un carnero y siete corderos de un año, sin defecto alguno… También un macho cabrío por expiación, aparte de la ofrenda expiatoria ordinaria, el holocausto cotidiano, su oblación y sus libaciones»

A Yom Kipur se le sumaron tres preceptos especiales:

  1. a) El ayuno, tal como está escrito (Vaikrá 23:26-32): «Y le dijo el Eterno a Moshé: Empero el día diez de este séptimo mes será día de expiación, de santa convocación para vosotros, y afligiréis vuestras almas y ofreceréis una ofrenda ígnea al Eterno …Quien no ayunare ese día será truncado de su pueblo…No haréis pues labor alguna…Será día de estricto descanso y ayunareis, a partir del crepúsculo vespertino del día nueve del mes y durará hasta el atardecer del día siguiente» (también en Vaikrá 16:29 y Bamidbar 29:7).
  2. b) Retornar en teshuvá y confesar ante Hashem las trasgresiones, tal como está escrito (Vaikrá 16:30) «…por cuanto en este día hará expiación por vosotros para purificaros de todos vuestros pecados ante el Eterno» ¿Qué significa purificarse ante Hashem? Retornar en teshuvá (arrepentimiento sincero) (Rambám Hiljot Teshuvá 2:7, Shaarei Teshuvá 4:17).
  3. c) Una serie de sacrificios especiales para Yom Kipur a los efectos de expiar los pecados del pueblo de Israel. En el punto álgido de dicha serie, el Cohen Gadol (Sumo Sacerdote) ingresa al Kodesh Kodashim (Sancto Sanctórum), ofrenda allí incienso y salpica sangre de los sacrificios expiatorios. Estos son los sacrificios específicos del día: un novillo como ofrenda por los pecados cometidos («jatat») que expía por el Cohen Gadol y sus hermanos los demás sacerdotes. Dos machos cabríos como ofrenda por pecados cometidos («jatat»), uno es ofrendado a Hashem, y el otro es arrojado en Azazel. El Cohen Gadol salpica en el Kodesh Kodashim las sangres del novillo y del macho cabrío ofrendado a Hashem, luego salpica de esta sangre sobre la cortina (parojet) y sobre el altar de oro. El macho cabrío que es arrojado en Azazel carga con los pecados del pueblo de Israel y los lleva a su lugar idóneo en el desierto.

Hoy día que nuestro sagrado Templo está destruído, la esencia del día de Kipur, junto al ayuno y la teshuvá expían al pueblo de Israel y los rezos del día, especialmente el de Musaf, representan un sustituto parcial de las ofrendas del Santuario (Rambám Teshuvá 1:3, más adelante 10:18).

Esta entrada fue publicada en 06 -Yom Kipur. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *