11 – Fijar turno para una cirugía o una circuncisión en los días contiguos a Shabat.

Quien necesita fijar turno para una cirugía tras la cual será necesario recibir atención que implicará la realización de diversas labores, o quien requiere de una intervención quirúrgica que acarrea fuertes dolores por varios días e impiden gozar del Shabat (por ejemplo en el caso de la extracción de las muelas de juicio) de no mediar urgencia corresponde fijar la intervención para los tres primeros días de la semana. Sin embargo, si el médico especialista sólo puede intervenirlo en los tres últimos días de la semana, se puede fijar la cirugía para entonces aunque sea posible fijarla en los tres primeros con un médico menos especializado (arriba 2:10-11).

En el caso de una mujer que está por dar a luz y los médicos establecieron que requiere de una inyección que apresure el parto, podrá recibirla en víspera de Shabat a pesar de que esto probablemente cause que dé a luz en Shabat (Shmirat Shabat Kehiljatá 32:33).

Cuando se trata de una intervención quirúrgica de urgencia, aunque se la pueda postergar para los tres primeros días de la semana – no se debe hacerlo pues a veces surgen contratiempos que difieren la cirugía más de lo deseable desde un punto de vista estrictamente médico.

En el caso de un bebé enfermo cuya circuncisión fue pospuesta para un día jueves o viernes, los juristas debatieron si circuncidarlo o no en esos días. Hay algunos que consideran que dado que la circuncisión ya fue pospuesta y no se realizó el octavo día tal como lo indica la Torá, no se lo debe circuncidar jueves o viernes para evitar que sea necesario profanar el Shabat para dispensarle al bebé atención médica. Esta es la usanza aceptada por muchos de los judíos sefaradíes (Rabí Shimón ben Tzemaj 1:21, Rav Pealim Ioré Deá 4:28, Iabía Omer 5, Ioré Deá 23). Otros juristas son de la opinión que no se debe temer que si se lo circuncida jueves o viernes se requerirá atención médica en Shabat, y dado que es preceptivo ser diligentes en la realización de la circuncisión se debe llevar a cabo también el jueves o el viernes (Siftei Cohen Ioré Deá 266:18, Maguén Abraham 331:9). Esta es la usanza extendida entre los judíos ashkenazíes, yemenitas y parte de los sefaradíes.

Esta entrada fue publicada en 27. Casos de peligro inminente de vida ("pikuaj nefesh") y reglas referentes a personas enfermas.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *