17 – Teléfonos celulares y equipamiento médico y de seguridad.

En un sitio donde hay Eruv, el personal médico y de rescate tiene permitido portar teléfono celular o beeper en Shabat a los efectos de salvar personas enfermas o heridas. Asimismo, quien acostumbra a portar una pistola o un rifle podrá hacerlo sin limitación alguna en Shabat. No recae sobre estos la prohibición de portar «Muktze» pues según la opinión  mayoritaria el arma es un utensilio para una labor permitida pues su finalidad es la defensa y la disuasión. También los aparatos de comunicación que están destinados al salvataje de personas son considerados utensilios destinados a una labor permitida. Sin embargo, en el caso del teléfono celular cuyo uso mayoritario no está destinado a llamadas vinculadas al salvataje de vidas, se trata de un utensilio destinado a una labor prohibida. Empero, se puede transportar un utensilio destinado a una labor prohibida si se requiere su uso para otra función («letzorej gufó»), por lo que se permite transportarlo para salvar vidas.

En cambio, no se los puede cargar en un sitio que carece de Eruv. En caso de que surja una necesidad vinculada a la salvaguarda de la vida humana que requiere que las personas se encuentren junto a sus armas o sus aparatos de comunicación para poder tratar casos de emergencia, se los puede portar en sitios en los que las personas acostumbran a frecuentar en Shabat, por ejemplo, lugares de rezo o de celebraciones. De no permitírsele al personal de rescate portar estos objetos no se podrá disponer de voluntarios para seguridad y salvataje; empero, este racional se suele aplicar a la hora de permitir únicamente la trasgresión de prohibiciones de origen rabínico y solamente en situaciones de gran necesidad («Sheat djak gadol») se permite flexibilizar prohibiciones de la Torá. Por lo tanto, se habrá de portar el aparato de comunicación de un modo diferente al habitual, por ejemplo, entre la camisa y la camiseta, tal que se trate de un transporte prohibido rabínicamente. El arma se habrá de portar de modo habitual pues modificarlo  implica riesgo. Además, hay juristas que entienden que el arma no es una carga para el personal de seguridad ya que es  parte de su indumentaria.

Sin embargo, no se puede portar armas o aparatos de comunicación en un sitio que carece de Eruv para pasear. Por ello, personas que deseen pasear por fuera del Eruv y necesitan portar armas por razones de seguridad, no  deberán traspasarlo pues no se puede cargar si es innecesario.

En el caso de soldados que deseen salir de la base para participar de un rezo que tiene lugar en un poblado cercano, que deben pasar por un área que no está rodeada por Eruv y desean portar un arma o aparato de comunicación, ni bien salen de la base que los coloquen en un «Makom Patur» y de allí que lo carguen hasta el poblado. Lo mismo, habrán de hacer al retornar, tal como se explicó en 21:7.

Respecto de la extinción de un incendio  peligroso ver arriba 16:6-7. Sobre la activación de sistemas de alarma ver 17:15.

Esta entrada fue publicada en 27. Casos de peligro inminente de vida ("pikuaj nefesh") y reglas referentes a personas enfermas.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *