04. La diferencia entre la absorción por medio de fuego y en presencia de líquidos – el caso de la sartén

Si bien se unta la asadera o tortera con aceite para que el pastel horneado no se adhiera, se considera que la absorción tiene lugar en ausencia de líquido y para kasherizarlas será necesario recurrir a la exposición al fuego («libún jamur»), pues únicamente cuando en el fondo del recipiente hay aceite hirviendo y burbujeante se considera que la absorción tiene lugar en presencia de líquidos.

Según esto, la sartén es kasherizada mediante su inmersión en agua hirviendo («hag´alá») pues contiene aceite a altas temperaturas y esta es, en efecto, la opinión de la mayoría de los juristas medievales o Rishonim (Rosh y Aví Haezrí). Y aunque el aceite se consuma y el alimento que se fritó se queme, por cuanto que en el inicio del fritado había aceite en la sartén el sabor del alimento se impregnó por medio de una absorción suave y su kasherización se efectúa sumergiéndola en agua hirviendo (Mishná Berurá 451:63, Kaf HaJaím 137).

Empero, según la opinión de algunos de los grandes eruditos medievales, por cuanto que se acostumbra a fritar en la sartén usando poco aceite, muchas veces ocurre que este se consume y la absorción pasa a tener lugar en ausencia de líquidos por lo que la sartén debe ser kasherizada como las asaderas, las torteras o los moldes de torta o pastel, esto es, por medio de la exposición al fuego («libún jamur») (Rashbá). Si bien en el caso de una olla todos coinciden en que, aunque se haya consumido el líquido y el alimento se haya quemado o secado, se kasheriza mediante inmersión en agua hirviendo («hag´alá»), respecto de la sartén por cuanto que en esta a priori se coloca menos aceite y es común que este se consuma, corresponde adoptar una actitud más estricta.

En la práctica, a priori se debe kasherizar una sartén mediante exposición moderada al fuego («libún kal», procedimiento que se explicará en la próxima halajá) y a posteriori, por cuanto que pasaron ya veinticuatro horas desde que se fritó jametz en esta, podemos contentarnos con sumergirla en agua hirviendo («hag´alá»).

Una sartén de teflón en la cual se fríe sin aceite no es kasherizable para Pesaj. Si bien aparentemente podría ser kasherizada mediante exposición intensa al fuego («libún jamur») al igual que las asaderas o torteras o moldes para pasteles, en la práctica no debe ser kasherizada ya que este procedimiento puede dañarla (como se verá adelante en la halajá 7).

En el caso de una sartén que es utilizada para preparar «malawaj» (masa de hojaldre muy popular entre los yemenitas) la cual se amasa y calienta sin emplear aceite hirviendo, dado que la sartén absorbe en ausencia de líquido debe ser kasherizada por medio de exposición intensa al fuego («libún jamur»). Si este uso de la sartén es minoritario, en caso de gran necesidad puede ser kasherizada mediante inmersión en agua hirviendo («hag´alá»), según su uso mayoritario (como se explicará en la halajá 9).

10. Reglas referentes a la kasherización de utensilios para Pesaj mediante inmersión en agua hirviendo ("Hag´alát Kelím")

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora