01. ¿En qué casos el sabor impregnado en los utensilios transforma a los alimentos con los que entran en contacto en prohibidos para su consumo?

https://ph.yhb.org.il/es/04-10-01/

Cuando se cocina en un recipiente el sabor del alimento es absorbido por sus paredes y se adhiere a estas, razón por la cual si se cocinó en una olla carne no kasher y luego se cocinó en ella carne kasher, estará prohibido ingerirla pues el sabor de la carne no kasher se desprendió de las paredes de la olla y se impregnó en la kasher.

Empero, existe una regla que indica que si se suma un mal sabor («Notén Ta´am Lifgam») (que empeora el del alimento que se cocina) no lo torna en prohibido para su ingestión. Por ejemplo: si cayó un poco de carne no kasher de sabor alterado y se mezcló con carne kasher, por cuanto el sabor taref (no kasher) está dañado o alterado, el platillo se podrá comer. Otro tanto ocurre con el sabor que se impregna en las paredes de la olla: la regla que detentamos indica que pasadas veinticuatro horas de la cocción, este sabor adherido se estropea («Pagúm»). Por lo tanto, si se cocina en una olla carne no kasher y habiendo pasado más de veinticuatro horas se cocina comida kasher, dado que el sabor adherido a las paredes de la olla es desagradable no torna el alimento en prohibido (Shulján Aruj Ioré Deá 103:5).

Sin embargo, a priori, no se puede cocinar en una olla que absorbió un sabor prohibido aunque haya pasado veinticuatro horas, pues los sabios temieron que las personas puedan, por descuido, equivocarse y cocinar en esta antes de pasada la jornada en su totalidad. Por ello, establecieron que por cuanto que se prohíbe, a priori, el uso de la olla en cuestión no debe volver a usarse a menos que pase por un proceso de kasherización (Shulján Aruj Ioré Deá 122:2). Solamente a posteriori, si se olvidó que la olla absorbió un sabor prohibido y se cocinó en ella otro alimento, dado que pasaron ya veinticuatro horas desde la primera cocción, la comida será kasher. Empero, quien sabe que la olla absorbió un sabor prohibido y de todas maneras cocinó en esta un alimento kasher, nuestros sabios lo sancionaron prohibiéndole a él y a su familia que lo ingieran, a pesar de que el sabor no kasher ya se estropeó.

Esta entrada fue publicada en 10. Reglas referentes a la kasherización de utensilios para Pesaj mediante inmersión en agua hirviendo ("Hag´alát Kelím"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *