03. «Así como se absorbe – se expele»: kasherización mediante inmersión en agua hirviendo o exposición a altas temperaturas («hag´alá» y «libún jamur»[1])

La regla básica en cuanto a kasherización de recipientes o utensilios es la siguiente: «así como se absorbe se expele». Tal como el sabor prohibido se adhiere al recipiente y es absorbido por este, de igual manera será expelido. Si bien tras pasar una jornada el sabor absorbido y adherido se deteriora («nifgam») y ya no está vedado, la regla indica que todo utensilio o recipiente que absorbió un sabor prohibido debe ser kasherizado de la misma manera en que fue usado con el alimento en cuestión. Existen dos maneras básicas de absorción: mediante agua hirviendo y mediante fuego.

Si el alimento prohibido es absorbido y se adhiere al utensilio por medio de agua hirviendo, como en el caso de una olla en la que se cocinó un guiso jametz, a los efectos de kasherizarla para Pesaj será necesario sumergirla en agua hirviendo, pues por medio de esta el sabor jametz será expelido. Lo mismo aplica para cucharones y cucharas de sopa: si fueron usados con alimentos jametz que se encontraban por encima de la temperatura a la que la mano retrocede («yad soledet bo»), su sabor a leudo se adhiere a estos utensilios y para quitarlo es necesario sumergirlos en agua hirviendo.

Empero, si el jametz se adhirió o impregnó en un utensilio mediante el calor del fuego en ausencia de líquidos, como en el caso de un molde de tortas o pasteles, o brochetas sobre las que fueron horneadas masas, o una olla que es normalmente destinada a la preparación de “yajnun” o kugel, dado que la absorción tuvo lugar por intermedio del calor del fuego en ausencia de líquidos, la kasherización se lleva a cabo mediante la exposición a un calor especialmente intenso («libún jamur»). Esto significa que el utensilio o recipiente en cuestión debe ser colocado sobre el fuego hasta que despida chispas o hasta que alcance la incandescencia (ponerse al rojo vivo).

La diferencia entre estas dos formas de absorción es que la que tiene lugar por medio de líquidos es más suave, y por lo tanto el agua hirviendo puede retirar el sabor a jametz adherido a las paredes del recipiente. Empero en el caso de las torteras o las brochetas, se trata de una absorción intensa pues el calor del fuego logra adherir e introducir el sabor a jametz fuertemente en el cuerpo del recipiente o utensilio: entonces el agua hirviendo no es suficiente para retirarlo y es necesario expelerlo del mismo modo como fue absorbido, mediante fuego. Esta es la exposición a un calor especialmente intenso («libún jamur»), en la cual el fuego quema y destruye todos los sabores que fueron absorbidos y adheridos al cuerpo o las paredes de los recipientes o utensilios.

Vemos entonces que la inmersión en agua hirviendo expele el sabor a jametz absorbido o adherido al recipiente o utensilio, mientras que la exposición al fuego («libún») quema el sabor absorbido mientras permanece adherido a este.

Por ello, los recipientes o utensilios que van a ser sumergidos en agua hirviendo deben ser previamente lavados de todo resto de jametz que pueda permanecer adherido, pues la hag´alá hace expeler el sabor impregnado, pero no elimina todos los restos de comida que permanecen adheridos. Por el contrario, los utensilios o recipientes que van a ser expuestos al fuego no requieren de lavado previo pues de todas maneras los restos de alimento adheridos serán completamente quemados en el procedimiento.


[1].  La raíz de la palabra libún – significa «blanco». El objetivo de ello es el de quemar íntegramente, el residuo comestible, hallado en los intersticios de las paredes del utensilio. Si el utensilio hubiese absorbido comida no kasher, se requerirá un fuego suficientemente caliente, como para que el utensilio saque chispas.

Esto se llama libún jamur, libún estricto. Si el utensilio fue destinado para usarse con carne, y no fue usado dentro de las últimas 24 horas, y por casualidad absorbió leche, se podrá transformarlo en kasher, si es calentado al grado de calor que quemaría una paja. Este procedimiento, se llama libún kal, o sea, libún liviano o sencillo.

El Libún Jamur se aplica a utensilios utilizados para asar, «spiedo», grill, etc., que hubieran absorbido algo «No Kasher «, o carne y leche.

El Libún Kal se aplica cuando utensilios utilizados para lácteos absorbieron el gusto de carne, o viceversa (N. de Ed.)