12) El modo correcto y respetuoso de recitar «Birkat Hamazón»

Es necesario sentarse durante el recitado pues de ese modo es más fácil concentrarse. Incluso quien haya comido de pie o mientras camina dentro de su casa -debe sentarse para el «Birkat Hamazón». No ha de recostarse mostrando así soberbia y falta de respeto, sino que es menester sentarse respetuosamente. A posteriori, si recitó el «Birkat Hamazón» de pie, caminando o recostado cumplió igualmente con su deber (Shulján Aruj 183:9).

Hay quienes realizan este precepto con excelencia y se colocan el saco o chaqueta y el sombrero en honor al «Birkat Hamazón» (Mishná Berurá 183:11). Empero quien no acostumbra vestir traje o sombrero, hacerlo para el recitado -no se le considera una excelencia en el cumplimiento del precepto.

Está prohibido realizar labores durante el recitado de la bendición, incluso algo nimio como acomodar el plato que tiene en frente, a los efectos de no distraerse. Además, quien realiza cualquier acción con sus manos durante el recitado demuestra que no está concentrado, lo cual es una afrenta al Honor Celestial y un desprecio hacia la bendición (Shulján Aruj 183:12, 191:3).

Obviamente que está prohibido interrumpir el «Birkat Hamazón» conversando y hay quien dice que la persona que habla a propósito en medio del recitado a los efectos de interrumpirlo – perdió todo lo que ya dijo y debe comenzar nuevamente a decirlo desde el inicio (Maguén Abraham). Empero en la práctica, a posteriori, si interrumpió el recitado hablando en medio del «Birkat Hamazón» -deberá continuar desde el sitio de la interrupción hasta terminar la bendición (Mishná Berurá 183:25).

Asimismo, está prohibido insinuarle algo a otra persona mediante un gesto en medio del recitado del «Birkat Hamazón». En caso de que haya algo en el lugar que le dificulte concentrarse en el recitado, deberá interrumpir y le señalará a su compañero que lo retire. En caso de haber ingresado al sitio un erudito de la Torá, puede ponerse de pie en su honor.

Quien comió mientras caminaba a causa de que tenía prisa podrá recitar el «Birkat Hamazón» caminando ya que si se ha de detener estará preocupado por la pérdida de tiempo que ello le reporta y no podrá concentrarse adecuadamente (Shulján Aruj 183:11, Mishná Berurá 36). Quien maneja un automóvil y es un chofer experimentado de modo tal que el tráfico no le resulta un agobio, en caso de necesidad – podrá recitar el «Birkat Hamazón» mientras maneja (ver Sha´arei Teshuvá 64:4). El resto de los pasajeros del automóvil pueden a priori bendecir durante el viaje.

Esta entrada fue publicada en Capítulo 04 - "Birkat Hamazón" ("La bendición posterior a la comida"). Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *