03) No estropear alimentos

Es muy importante no malograr alimentos, pues todo aquél que lo hace trasgrede la prohibición de «no arruinarás» (Sifrí Devarim 20:19). Hay que tener cuidado de no estropear alimentos y transformarlos en no comestibles, por lo tanto, nuestros sabios nos advirtieron que no pasemos un vaso lleno de líquido sobre pan, no sea que se vuelque y el pan se torne desagradable para su consumo. Asimismo, está prohibido apoyar pan sobre un recipiente que pudiera estar sucio para que este último no se torne desagradable (Talmud Babilonio Tratado de Berajot 40(B), Shulján Aruj Oraj Jaím 171:1).

Asimismo queda prohibido arrojar a su prójimo alimentos que pueden echar a perderse si cae al piso, por ejemplo dátiles e higos. En cambio, alimentos que no se echarán a perder si se caen, por ejemplo nueces – pueden arrojarse (Shulján Aruj Oraj Jaím 171:1). No se debe tomar asiento sobre alimentos que pueden quedar aplastados para que no se tornen desagradables. Empero si los alimentos están almacenados en una caja rígida, estará permitido sentarse sobre la misma (allí 2).

Una persona que se sirve alimentos en su plato debe tener cuidado de no hacerlo en demasía no sea que no los termine y de esa manera desperdicie alimentos y estos se malogren. Empero si se sirvió en demasía y antes de terminar de comerlos se siente satisfecho, no estará obligado de terminarlos en su totalidad ni según la norma ni como acto de pietismo religioso («midat jasidut»), por cuanto que la ingestión excesiva de alimentos es nociva para la salud y es más importante – en ese caso – aplicar la prohibición de «no malograrás» al cuerpo y su bienestar que a la comida que pudiera ser arrojada a la basura (Talmud Babilonio Tratado de Shabat 140(B), ver adelante halajá 9, Pninei Halajá Kashrut 13:10).

Está permitido utilizar el pan a modo de cuchara para poder ingerir otro alimento a condición de que al final el pan sea ingerido. Quienes son muy cuidadosos tienen la precaución de comer en cada bocado algo del pan para no denigrarlo llevándolo a la categoría de mero utensilio (Shulján Aruj 171:3).

Quien ve pan u otro alimento en un sitio sobre el cual la gente transita causando que sea denigrado, corresponde colocarlo sobre una roca o al costado del camino para así darle el respeto debido (Talmud Babilonio Tratado de Eruvín 64(B), Beit Baruj 45:31).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora