14) Las leyes de «Asher Iatzar»

Tras haber evacuado hay que lavarse las manos y recitar «Asher Iatzar» sin existir diferencias si se evacuaron residuos sólidos o líquidos, e incluso si solamente salieron contadas gotas se debe recitar esta bendición, pues si estas se acumulasen en el cuerpo sin posibilidad de salir se generaría un perjuicio (Shulján Aruj 7:4). Incluso si el orinado o la defecación son acompañados por intensos dolores, corresponde bendecir «Asher Iatzar» por haber logrado evacuar (Shulján Gavoha 7:3).

Quien sufre de diarrea y precisa ir al baño reiteradamente debe recitar la bendición tras cada vez. Empero si tras haber evacuado siente que pronto precisará volver a hacerlo que recite la bendición tras la segunda evacuación (Mishná Berurá 7:2).

Dado que se dictaminó la halajá que una persona que evacúa no recita la bendición de «Al Netilat Iadaim» por su lavado de manos, quien sale del baño no precisa abluir sus manos por medio de un recipiente o «Natlá» sino que alcanza con lavarlas con agua de la canilla o llave. Quienes cumplen con excelencia abluyen sus manos con un recipiente o «Natlá», y hay quienes tienen el recaudo de verter agua sobre cada mano tres veces intercaladamente.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora