09. Rosh Hashaná que cae en Shabat en días del Templo de Jerusalém.

https://ph.yhb.org.il/es/15-04-09/

Según la Torá se debe tocar el Shofar en Rosh Hashaná aunque caiga en Shabat; empero, nuestros sabios establecieron que en un caso así no se  toque. Esto se debe a que todos tienen el deber de escuchar el sonido del Shofar, mas no todos tienen en claro la prohibición de transportar objetos por el dominio público en Shabat. Por esto se teme que personas que no sepan tocar el Shofar lo transporten y lo lleven a lo de quien sí es experto en la materia para que les enseñe a tocarlo correctamente y lo porten cuatro codos en el dominio público transgrediendo una grave prohibición sabática (Tratado de Rosh Hashaná 29(B), Shulján Aruj 588:5).

De todas maneras, en el Templo de Jerusalém se tocaba el Shofar aunque Rosh Hashaná cayese en Shabat, ya que los decretos de los sabios no aplicaban al área  del Santuario. Incluso, en toda el área contigua a Jerusalém se tocaba el Shofar en Shabat en tiempos en que los miembros del Gran Tribunal sesionaban en la capital, ya que esto influenciaba en los habitantes de la ciudad y la región para que se cuiden de no trasgredir la prohibición de cargar (Rambám Shofar 2:8-9).

Si bien el decreto de no tocar el Shofar cuando Rosh Hashaná cae en Shabat es de origen rabínico, está insinuado en la Torá, ya que un versículo reza (Bamidbar-Números 29:1): «Día de toque de Shofar (truá)» y otro dice (Vaikrá – Levítico 23:24):»Día de Descanso y Recordación de toque de Shofar («Zijrón truá»)». Cuando Rosh Hashaná cae en día hábil es día de toque de Shofar y cuando cae en Shabat es «Día de Descanso y Recordación de Toque de Shofar», esto es, se recuerda el toque del Shofar mas no se efectiviza (Talmud Babilonio Tratado de Rosh Hashaná 29(B)).

Los sabios místicos nos explican que desde un punto de vista más profundo, cuando Rosh Hashaná cae en Shabat no hay tanta necesidad de tocar el Shofar, ya que casi todas las virtudes sagradas que se obtienen mediante los toques se alcanzan en mérito de la santidad sabática. De todas maneras, el toque del Shofar posee otras virtudes, empero son tan excelsas y elevadas que casi no se pueden percibir o captar; y en el área del Templo y el Beit Din se percibían, por lo que únicamente allí se tocaba (Admor Hazakén, Likutei Torá Dvarim 56:1 y seguido).

Esta entrada fue publicada en 04 - El precepto del Shofar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *