16. Reglas referentes al Shofar.

https://ph.yhb.org.il/es/15-04-16/

Debe tener un largo de, por lo menos, un palmo que es lo que se precisa para que al tomarlo con su mano quien lo ha de tocar, se vea parte del Shofar a ambos lados del puño (Shulján Aruj 586:9).

Si el sonido es muy agudo o muy grave o muy ronco igualmente es apto, pues todos los sonidos lo son (Shulján Aruj 586:6).

Si se conforma un Shofar pegando trozos de otros, este no será apto. Aunque se le haya pegado al Shofar una sola parte pequeña no es apto, ya que este debe ser una pieza tal como en su origen, sin agregado alguno. Si el Shofar fue prolongado mediante agregados de metal o plástico, no es apto para ser tocado (Shulján Aruj 586:10-11).

Empero, si se corta un Shofar y en virtud de ello el sonido es alterado, siempre y cuando continúe teniendo un largo de por lo menos un palmo es apto. Un Shofar que haya sido limado por dentro y por fuera haciéndolo fino y alterando su sonido, es apto (Shulján Aruj 586:14-14).

Si se recubre con oro o cualquier otro material y en virtud de ello el sonido se vio alterado, no es apto pues el sonido no sale únicamente del Shofar. Por ello, se debe evitar dibujar sobre el Shofar, no sea que la pintura altere el sonido. Sin embargo, se permite grabar figuras sobre este (Shulján Aruj y Ramá 586:17).

Si se lo baña por dentro con oro u otro material no es apto, ya que el toque no pasa a través del Shofar sino a través del material de la cobertura. Asimismo, si se baña la boca del Shofar con oro u otro material, aunque esto no lo elongue, no es apto, ya que la cobertura se interpone entre la boca de quien toca y el Shofar (Shulján Aruj 586:16, 18).

Un Shofar que se perforó y su sonido no se vio alterado, se lo puede tocar a priori. Si el sonido se vio alterado hay juristas que opinan que no es apto, y a priori es correcto ser estrictos en conformidad con su opinión. En caso de que no haya otro Shofar, se puede confiar en la opinión de la mayoría de los juristas que considera que siempre y cuando el orificio ocupe la parte menor del Shofar, aunque no haya un palmo entero sin averías, es apto para que se recite sobre este la bendición.

Si se tapa el orificio pegando sobre el mismo un trozo pequeño de Shofar, en caso de que el sonido vuelva al estado anterior de la avería y el orificio no ocupe la mayor parte del cuerno, es apto. En caso de premura o necesidad, aunque el sonido no vuelva a su estado original, el Shofar es apto y hasta se puede recitar sobre este la bendición por el cumplimiento del precepto (Mishná Berurá 35).

Si el Shofar sufre una rajadura a lo largo, hay juristas que consideran que aunque esta sea corta, si no se pegó o amarró no es apto ya que en virtud de los toques  puede rajarse por completo. Empero, según la opinión mayoritaria de los juristas, si la rajadura a lo largo abarca la parte menor del Shofar este es apto, y en caso de premura o necesidad se puede confiar en esta opinión y recitar sobre este la bendición por el cumplimiento del precepto. Sin embargo, si la rajadura abarca la mayor parte del largo del Shofar este no es apto (Shulján Aruj 586:8, Mishná Berurá 43, ver Beur Halajá allí). Si se calentó el Shofar y se pegó los extremos de la rajadura de modo tal que esta es tapada, el instrumento es apto. Si la rajadura abarca todo el largo del instrumento, este es descalificado y no es más pasible de reparación por cuanto que dejó de denominarse Shofar (Shulján Aruj 586:8). Si el Shofar se raja a lo ancho, mientras que la fisura no abarque la mayor parte del contorno y aunque el sonido se haya visto alterado, el instrumento es apto. Si la rajadura abarca la mayor parte del contorno y no queda entre el punto de toque y la rajadura una distancia de por lo menos un palmo, el instrumento no es apto (allí 9).

Esta entrada fue publicada en 04 - El precepto del Shofar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *