10. Cuando Rosh HaShaná cae en Shabat en tiempos posteriores a la destrucción del Templo.

https://ph.yhb.org.il/es/15-04-10/

Luego de destruido el Templo, Rabán Iojanán Ben Zakai estableció que se toque el Shofar en todo sitio donde haya un Beit Din (tribunal). Él se refería al tribunal principal de cada generación, en el que se consagraba el mes y sus jueces fueron ordenados «de boca en boca»- esto es bajo la tradición de los sabios (unos por otros) desde Moshé Rabenu. La disposición implica que se toque el Shofar en donde sea que esté instalado el tribunal, sea Yavne o cualquier otro sitio, y mientras sus miembros ejercen funciones. Desde el momento en que el Tribunal se ha desplazado, quedaba prohibido tocarlo (Rambám Hiljot Shofar 2:9).

En opinión de uno de los principales sabios medievales, Rabí Itzjak Alfassi (Rif), incluso después que se interrumpió la ordenación rabínica original, se debe tocar el Shofar delante de todo tribunal importante. Esto lo aplicó en su propio tribunal, en el cual se tocaba el Shofar en Rosh Hashaná que caía en Shabat. Sin embargo, todos los demás sabios medievales (Rishonim) no estuvieron de acuerdo con su postura y consideraban que se puede tocar solamente delante de un tribunal cuyos miembros fueron ordenados en el marco de la cadena de ordenación original que se remonta a Moshé Rabenu, por lo que en nuestros días que esa cadena se vio interrumpida no cabe tocar el Shofar ante ningún tribunal. Inclusive los grandes discípulos del Rif no continuaron tocando como lo hacía su maestro en sus propios tribunales.

Hace unos cien años, cuando Jerusalém comenzó a reconstruirse, Rabí Akiva Tzví Shlezinger quiso establecer que se toque el Shofar en la ciudad, en Rosh Hashaná que cae en Shabat. Su línea argumental sostenía que la regla original de los días del Templo, por efecto de la cual en Jerusalém y sus alrededores se toca el Shofar en Shabat, seguía vigente aún después de la destrucción. Además, de lo expresado por nuestros sabios aprendimos que no querían anular el toque del Shofar en Rosh Hashaná que cae en Shabat por lo que hoy día que no tenemos jueces ordenados mediante la cadena original de ordenación se debe tocar el Shofar en el tribunal de Jerusalém. Además, dado que el precepto de tocar el Shofar tiene su origen en la Torá y la suspensión del toque en Shabat tiene origen rabínico, en cualquier caso de duda se debe preferir el cumplimiento del precepto de la Torá. Más aún, consideró que no hay temor a que el Shofar sea transportado en el dominio público en la forma en la que él pretendía se efectivice el toque. Si bien algunos rabinos apoyaron su tesitura, la mayoría se opuso por lo que no se logró efectivizar el toque del Shofar en Shabat. La razón principal de la oposición a esto es que la Halajá indica que sólo se puede tocar el Shofar en Shabat ante un tribunal ordenado mediante la cadena original de ordenación  y que además sea el tribunal principal de la generación. Como prueba, se esgrimió que los grandes sabios de todas las generaciones que habitaron Jerusalém tras la destrucción del Templo no tocaron el Shofar en Rosh Hashaná que caía en Shabat (Ir Hakodesh Vehamikdash III 20).

Esta entrada fue publicada en 04 - El precepto del Shofar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *