04- La prohibición recae únicamente sobre las mezclas.

https://ph.yhb.org.il/es/01-11-04/

La prohibición de seleccionar existe únicamente cuando hay dos especies diferentes mezcladas, mas si éstas están colocadas una al lado de la otra no hay prohibición de separarlas. A modo de ejemplo, cuando hay nueces y maníes o  cacahuates mezclados y la persona quiere comer de inmediato las nueces, podrá retirarlas de la mezcla pero no podrá retirar los maníes para quedarse solo con las nueces. Empero, si maníes y nueces están colocados uno junto al otro estará permitido retirar todos los maníes para servir las nueces, ya que como no estaban mezclados, al separarlos no se trasgrede la prohibición de seleccionar.

Trozos de pescado de diferentes tipos que están mezclados, están sujetos a la prohibición de seleccionar, por lo que se puede retirar de la mezcla los trozos que se desea comer de inmediato, estando prohibido retirar de la mezcla los trozos que no se desean. Aunque los trozos sean grandes, si están mezclados unos con otros es necesario esmerarse en encontrar los trozos deseados, por lo que estamos ante un caso de selección. En cambio, si los trozos que se desean ingerir están situados en la sección inferior de la mezcla se permite retirar los superiores para tomar los inferiores, ya que como están ordenados una especie arriba y otra abajo – el separarlas no se considera un acto de selección (Ramá 319:3, Beur Halajá לאכול מיד, ver Shmirat Shabat Kehiljatá 3 nota 7).

Cuando se tienen manzanas y naranjas en un mismo recipiente, si se trata de pocas frutas, por cuanto que son grandes no se las considera mezcladas y se las pueden separar unas de otras. En cambio, si son numerosas, se las considera mezcladas y recaen sobre estas las reglas de la labor de seleccionar en cuanto a que no se las puede separar si no es mediante las reglas antes mencionadas; esto es, tomando las frutas que se desea ingerir de inmediato.

En el caso de una sopa que contiene pequeños trozos de pollo o verduras, dado que son de tamaño menor y quien quiera retirarlos debe esmerarse, recaen sobre estos las reglas de la labor de seleccionar. Esto es, pueden ser retirados de la sopa a los efectos de ser ingeridos de inmediato, mas está prohibido retirarlos a los efectos de tomar la sopa o para ingerirlos más tarde. En cambio, si los trozos de carne de la sopa son de un tamaño mayor, por cuanto que no es necesario esmerarse a los efectos de encontrarlos, no se los considera mezclados en la sopa y no recae sobre estos la prohibición de seleccionar. Por lo tanto, está permitido retirarlos de la sopa para tomarla sola o retirarlos para ingerirlos más tarde. Esta regla se aplica también para los «kneidlaj» («matzo balls«) o «kube» que se encuentran en un caldo límpido a los cuales no se los considera como mezclados con la sopa.

Esta entrada fue publicada en 11. Seleccionar ("Borer"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *