11- Filtrado de líquidos.

https://ph.yhb.org.il/es/01-11-11/

El filtrado de líquidos puede representar una trasgresión a la prohibición de la Torá de no seleccionar, y todo depende del tipo de bebida. Si la bebida tiene residuo y sin filtrarla no se puede beber, el filtrado pasa a ser una labor que habilita al líquido y lo hace apto para el consumo, por lo que quien la filtra trasgrede una prohibición de la Torá. Si la bebida se puede beber sin filtrar se la podrá pasar por un colador, y si bien esta acción la mejora un poco, estará permitido hacerlo ya que este cambio no implica una alteración esencial en la bebida en cuestión.

En situaciones intermedias en las que la bebida está turbia y de no mediar filtrado la mayoría de las personas no acostumbran a beberla, salvo en el caso de una emergencia, está prohibido filtrarla con un colador. Los juristas discutieron respecto de si se podría o no, en un caso así, filtrar el agua de un modo no habitual mediante una tela. La mayoría de los juristas medievales opina que sí, empero según Rambám esto está prohibido. Los juristas de las últimas generaciones- «Ajaronim» -son de la opinión de que es bueno ser estrictos en esta cuestión al igual que Rambám (Shulján Aruj 319:10, Mishná Berurá 42).

Por lo tanto, levaduras que están mezcladas con vino no se pueden filtrar para extraer de estas el vino, ya que en su estado inicial no son aptas para el consumo y si se filtran se trasgrede una prohibición de la Torá (Shulján Aruj  319:9, Mishná Berurá 32). Si el vino no está suficientemente límpido, al punto de que las personas comunes no están acostumbradas a beberlo así pudiéndose ingerir a duras penas, no se lo podrá filtrar ni con colador ni con tela. Sin embargo, si el vino está apto para ser consumido se lo puede filtrar y hacerlo más límpido, ya que previo al filtrado ya era bebible por lo que colarlo no se considera una labor.

Un jugo de naranjas que contiene pulpa se podrá colar ya que la mayoría de las personas acostumbran a beberlo sin filtrado.

Asimismo, se permite en Shabat abrir una canilla o llave que tiene instalado un filtro o colador, o tomar agua de un utensilio que la coló o filtró, ya que previo al filtrado el agua era apta para beber, por lo que su filtrado no se considera labor.

Esta entrada fue publicada en 11. Seleccionar ("Borer"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *