09- Huesos en la carne y espinas en el pescado.

https://ph.yhb.org.il/es/01-11-09/

Quien come pescado con espinas puede retirarlas mientras lo ingiere. Esto significa que puede comenzar a comer del pescado, y cuando llegue a las espinas que le molestan puede retirarlas con la mano o con el tenedor y seguir comiendo. Otro tanto ocurre con la carne con huesos, se come de la misma y al llegar al hueso en cuestión se lo retira con la mano o el tenedor y se continúa comiendo. En el caso de un niño pequeño, se pueden retirar los huesos o espinas antes, y luego darle de comer el pescado o la carne como de costumbre.

Sin embargo, algunos juristas son más estrictos a este respecto y consideran que está prohibido retirar huesos de  la carne o espinas del pescado pues está prohibido retirar residuo de la comida, por lo que corresponde retirar la carne o pescado dejando el hueso o las espinas. De todas maneras, la halajá básica o principal es de acuerdo a la idea más flexible que permite retirar el hueso de la carne o la espina del pescado, pues esta es la forma habitual de consumirlos. Sin embargo, en el caso de huesos secos mezclados con el guisado, como no tienen carne adherida son considerados como residuo común que no se puede retirar del alimento, sino que se deberá comer el alimento y dejarlos en el plato (Beur Halajá 319:4, hacia el final del comentario מתוך, Ben Ish Jai Segundo Año Beshalaj 11).

Esta entrada fue publicada en 11. Seleccionar ("Borer"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *