02. Acciones prohibidas por nuestros sabios previo a la revisación del jametz

https://ph.yhb.org.il/es/04-04-02/

A los efectos de que las personas no se olviden de revisar el jametz, nuestros sabios prohibieron sentarse a comer o iniciar una labor en la media hora anterior al inicio del horario de revisación, evitando así cualquier distracción que pueda derivar en omisión. Sin embargo, se permite comer frutas o pasteles a modo de snack. Asimismo, se permite realizar labores menores que insumen poco tiempo. A partir del inicio del horario de revisación del jametz no corresponde ingerir alimento alguno o realizar labor alguna para poder así cumplir con el precepto en tiempo (Beur Halajá 431).

No se debe comenzar a estudiar Torá a partir del inicio del horario de revisación del jametz y en caso de haber comenzado antes hay juristas que permiten continuar estudiando (Beit Iosef). Sin embargo, según la opinión de muchos juristas en un caso así corresponde interrumpir el estudio al salir las estrellas para cumplir con el precepto de revisación del jametz en tiempo (Mishná Berurá 431:11, Kaf HaJaím 23). En el caso de una clase multitudinaria que se imparte de manera fija es mejor no suspenderla ya que esta no habrá de impedir que se cumpla con el precepto, por cuanto que al finalizar seguirá siendo horario apto para revisar el jametz y de suspenderse se habrá de perder el estudio de Torá de muchas personas (Shulján Aruj HaRav 431:9). Además, es conveniente que al final del estudio se recuerden unos a los otros a apurarse a revisar el jametz.

Esta entrada fue publicada en 04. La revisación del jametz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *