08. ¿Se puede confiar en la limpieza efectuada antes de Pesaj?

En la mayoría de los hogares judíos se acostumbra a limpiar antes de Pesaj, y en cada sitio que se limpió bien y se tuvo cuidado de no introducir luego jametz, no es necesario efectuar una revisación concienzuda (Shaarei Teshuvá 433:1, Da´at Torá 433:2). De todas maneras, hubo juristas que adoptaron una actitud estricta al respecto y consideran que la limpieza efectuada no hace diferencia, pues los sabios nos ordenaron revisar el jametz la noche del 14 en cada hueco y cada grieta. Hubo quienes adoptaron esta actitud pues en su opinión no se puede confiar en la limpieza de la casa ya que esta no se realiza a la luz de la vela, y sólo con esta se puede percibir el jametz que se encuentra en las grietas y los hoyos.

Sin embargo, la costumbre extendida es más flexible y en todos los sitios que fueron limpiados la revisación se efectúa rápidamente. Esto es razonable ya que una vez que una habitación fue limpiada adecuadamente y luego se tuvo el recaudo de no permitir que ingrese jametz se la considera como un sitio libre de este y por la base de la norma no es necesario revisarla. Y si bien una revisación que no se realiza a la luz de la vela es insuficiente, una buena limpieza es más efectiva que la revisación. Por ejemplo, cuando se limpia un armario se retira todo su contenido y se pasa un trapo por todos sus estantes por lo que es razonable suponer que no quedó allí ninguna pequeña partícula de jametz, y la probabilidad de que haya quedado alguna es menor que la de encontrarla tras una minuciosa revisación en la noche del 14 a la luz de la vela.

De todas maneras, aunque la casa haya sido bien limpiada es obligatorio revisarla la noche del 14 a la luz de la vela recitando la bendición correspondiente, pues los alrededores del sitio donde se comió sin duda que requieren de una revisación. Además, se teme que se pudo haber olvidado limpiar alguno de los cajones, armarios o rincones y por ello la revisación debe pasar por toda la casa y cerciorarse de que todas las áreas fueron limpiadas adecuadamente. Si quien revisa el jametz no participó de la limpieza previa deberá pedir a quienes limpiaron que se paren a su lado durante la revisación, y en cada sitio que revisa deberá preguntarles si allí limpiaron adecuadamente o que marquen con una etiqueta los sitios que limpiaron bien. Todos los sitios marcados con una etiqueta pueden ser revisados de manera rápida. En una revisación ligera es también menester observar detenidamente todos los rincones de la habitación, a lo largo de las paredes y entre los muebles, abrir las puertas de los armarios y cajones en los cuales se pudo haber introducido jametz durante el año para cerciorarse que fueron limpiados adecuadamente y que así se mantuvieron. La revisación de una habitación de acuerdo con este modelo demora solamente unos minutos.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora