05. La vela y la linterna

https://ph.yhb.org.il/es/04-04-05/

Nuestros sabios estipularon que se revise el jametz a la luz de la vela pues esta es apropiada para revisar ya que se enfoca hacia los lugares dónde buscarlo. Por esta razón establecieron que la revisación se lleve a cabo por la noche, ya que entonces la luz resalta y alumbra bien los orificios o las grietas de la pared que es donde se debe centrar la revisación. Por el contrario, de día la luz del sol es muy potente y eclipsa a la de la vela y le es difícil a los ojos enfocarse en su tenue luz (Talmud Babilonio, Tratado de Pesajim 8(A)).

No se debe revisar a la luz de una antorcha, o sea una llama que asciende a partir de dos o más mechas separadas pues la flama es muy grande y puede quemar objetos en la casa, y quien revisa estará pendiente de evitar daño en vez de concentrarse en la revisación. En caso de que por error una persona revise a la luz de una antorcha no habrá cumplido con el precepto. Asimismo, tampoco se debe revisar a la luz de una vela de aceite pues en ese caso la persona estará pendiente de que no se derrame aceite sobre sus utensilios o sus vestimentas y por lo tanto no podrá introducir la vela en espacios estrechos para ver bien al interior de las grietas o los hoyos.

A priori no se debe revisar a la luz de una vela de parafina pues esta también es difícil de introducir en sitios estrechos por temor a que gotee y ensucie. Por esta razón se suele preferir el uso de velas de cera, las cuales casi que no gotean (ShuljánAruj y Mishná Berurá 433:2).

Desde el punto de vista de la norma, se permite revisar a la luz de una linterna pues la razón por la cual se estipuló el uso de la vela es por el carácter focalizado de su luz, y la luz de la linterna cumple con ese requisito. Más aun, la linterna tiene la ventaja de que no se teme que queme o ensucie y si se trata de un buen artefacto su luz es más potente y mejor enfocada que la de la vela. Sin embargo, hay quienes adoptan una actitud estricta y no usan linternas pues nuestros sabios dedujeron de los versículos que lo mejor es hacerlo a la luz de la vela (Talmud Babilonio Tratado de Pesajim 7(B)). Empero, una linterna puede ser considerada como vela pues el filamento incandescente hace de llama y la batería de aceite (ver Shearim Metzuianim Bahalajá 111:4, Iejavé Da´at 1:4, Sidur Pesaj Kehiljató 13:10).

En la práctica, toda persona puede escoger con qué revisar, con una vela tal como se acostumbró por generaciones o con una linterna cuya luz es mejor para la revisación. También se puede comenzar con una vela tal como lo hicieron nuestros antepasados y continuar con una linterna. En aquellos casos en los que quien revisa teme que la vela pueda ocasionar un incendio o si quien revisa no ve bien a la luz de esta es preferible utilizar una linterna.

Esta entrada fue publicada en 04. La revisación del jametz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *