11) Detalles de la halajá

Aunque se haya recibido una carta del amigo en el transcurso de treinta días, al encontrarlo personalmente habrá de bendecir, pero si ambos amigos hablaron telefónicamente durante ese período, al encontrarse – no se habrá de bendecir.

Quien se encontró con un buen amigo al que no vio durante treinta días y recitó «Shehejeianu» y luego se encontró otro buen amigo al que no vio treinta días – volverá a bendecir, y lo mismo ocurrirá con el tercero y con el cuarto. Esto obedece a que mientras encuentre buenos amigos y el encuentro lo gratifique – debe bendecir. Sin embargo, si vio a varios buenos amigos juntos – una sola bendición los incluye a todos (Daat Torá 225:1).

Cuando se lleva a cabo un encuentro de amigos o de familia, y muchos de los presentes no se encontraron unos con otros por espacio de treinta días, mas dudan si bendecir o no y por quién, es correcto que uno de los presentes que sin duda se haya alegrado por verlos bendiga «Shehejeianu» en voz alta, y tenga la intención por medio de su recitado que todos los presentes cumplan con su deber, y de esa manera todos habrán cumplido con el precepto de agradecer por todos los buenos amigos que encontraron.

Esta entrada fue publicada en Capítulo 17 - Bendiciones de agradecimiento y por una alegría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *