14 – Juegos y la labor creativa

Si bien la escritura, el dibujo, el corte, el pegado y la costura se incluyen entre las labores prohibidas en Jol HaMo’ed, los niños pequeños tienen permitido escribir, dibujar, cortar, pegar o coser si es bajo la forma de juego. Esto es así porque no pueden dedicarse al estudio de la Torá como los adultos y naturalmente suelen jugar el día entero, siendo esta la actividad que les brinda placer por lo que resulta para ellos una necesidad o menester festivo. Mientras se lleve a cabo de manera amateur estará permitido. Incluso, los adultos tienen permitido ayudarles en sus juegos porque se trata de una labor amateur destinada a un menester festivo.

Sin embargo, un adulto tiene prohibido dibujar, plegar papel de modo artístico (origami) o realizar otras tareas creativas para su deleite, porque naturalmente los adultos tienden a embellecer su obra lo más posible lo cual las transforma en labores profesionales o melejet umán, las cuales están prohibidas en Jol HaMo’ed. Asimismo, está prohibido preparar para los niños pequeños producciones de alto nivel, pues ya estudiamos que labores profesionales en Jol HaMo’ed se permiten únicamente para necesidades corporales o a los efectos de preparar alimentos para la festividad; mientras que para otros deleites se permiten únicamente labores amateurs. En la medida que el niño se acerca a la edad en la que debe comenzar a cumplir con los preceptos, se le debe inculcar a dejar de jugar por medio de la realización de las labores antes mencionadas en Jol HaMo’ed y dedicarse más a la Torá y a todo lo que le satisfaga que no implique la realización de una labor.

Un adulto tiene permitido llevar niños a talleres creativos tales como pintura sobre recipientes de arcilla durante Jol HaMo’ed e incluso tendrá permitido ayudar al niño en su labor. Sin embargo, un adulto tiene prohibido pintar sobre dichos recipientes.

Está permitido jugar juegos en la computadora a pesar de que se escriben letras o generan figuras que quedan registradas en la memoria. También los adultos pueden jugar a estos juegos por cuanto que se trata de una labor no profesional y las labores amateurs en aras de disfrutar están permitidas en Jol HaMo’ed. Esto es así a condición de que estas actividades no vayan a postergar o anular la ocupación principal festiva que es el estudio de la Torá.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos