08 – Necesidades hogareñas vinculadas a la festividad y la labor amateur

Se permite lavar el piso con un trapo, se prohíbe limpiarlo de un modo especial o encerarlo por tratarse de una labor profesional. Asimismo, está prohibido realizar en el hogar una limpieza especial, diferente a las que se suele llevar a cabo una vez cada varias semanas (por ejemplo, limpiar las ventanas), ya que quien lleva a cabo labores de mantenimiento que se efectúan cada varias semanas, demuestra que programó su labor para realizarla durante la festividad y con ello menoscaba su esencia (Shulján Aruj 540:2, Shmirat Shabat Kehiljatá 66:47). De igual manera, se permite limpiar las alfombras y aspirarlas con una aspiradora doméstica, pero se prohíbe someterlas a una limpieza profunda o sacudirlas en el balcón tal como se suele hacer en contadas ocasiones durante el año.

Se permite reparar temporalmente de un modo amateur muebles que se rompieron si esto no demanda un gran esfuerzo. Por ejemplo, se permite pegar la pata de una silla, pero se prohíbe hacerlo profesionalmente.

Cabe recalcar que todo el permiso para limpiar la casa o las alfombras y reparar los muebles de manera amateur es a condición de que la labor esté destinada a los menesteres festivos. Sin embargo, cuando no se tiene la intención de seguir usando la casa en Jol HaMo’ed, estará prohibido esforzarse en su preparación y en su limpieza para los días posteriores a Jol HaMo’ed (Shulján Aruj y Ramá 541:4-5, Mishná Berurá 12).

Si un trozo de cemento se pegó al suelo y molesta para caminar o afea la casa, se permitirá retirarlo con la mano o por medio de una herramienta de manera amateur, aunque esto implique un esfuerzo (ver arriba halajá 2).

Se permite regar las plantas por medio de una manguera o de un tipo de recipiente con el que se suele hacerlo cada varios días, tanto si las plantas se encuentran en macetas como si están en el jardín, a condición de que el riego esté destinado a embellecer tanto la casa como el jardín en los días festivos. Asimismo, se permite cortar flores y ramas para decorar la casa durante la festividad, por cuanto que el riego o el corte de las flores es una labor amateur (Shmirat Shabat Kehiljatá 66:57). En caso de que de no hacerlo se pueda  ocasionar daño a las plantas, estará permitido regarlas aunque no sea para menesteres festivos, ya que esto entra en la categoría de labor para evitar una pérdida (melejet davar haaved) (adelante 12:2).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos