04 – El Cohen Gadol en Yom Kipur.

https://ph.yhb.org.il/es/15-10-04/

Durante todo el año, todos los cohanim eran aptos para ofrendar sacrificios, quemar incienso y preparar las velas de la menorá para su encendido; empero en Yom Kipur, en virtud de la santidad del día, sólo el Cohen Gadol era apto para realizar estas labores (Talmud Babilonio Tratado de Yomá 32(B), Rambám Avodat Yom Hakipurim 1:2).

Los sacrificios que ofrendaba el Cohen Gadol en Yom Kipur se dividían en tres círculos. El primero era el “korbán Tamid” o sacrificio permanente que se ofrendaba todos los días del año y se trata de dos ovejas, una se ofrendaba por la mañana y la otra al atardecer tras concluir con todos los sacrificios. Este círculo incluye a su vez los inciensos que se quemaban sobre el altar de oro dos veces al día, de mañana y al atardecer, así como la preparación de las velas de la menorá y su encendido. En el segundo círculo se encuentran las ofrendas de Musaf, similares a las que sacrificaban en Rosh Jodesh (novilunio) y fiestas de la Torá, y que en Yom Kipur consistían en un buey, un carnero, siete ovejas para ofrenda de “olá” y un chivo para ofrenda de “jatat”. El tercer círculo de ofrendas consistía en aquellas que eran específicas de Yom Kipur: un buey para ofrenda de “jatát” destinado a la expiación del Cohen Gadol y sus hermanos los demás cohanim junto a un carnero para ofrenda de “olá” (los cuales adquiría el Cohen Gadol de su propio dinero). Además, se tomaban dos chivos para expiar por el pueblo de Israel, uno era ofrendado como “jatát” y el otro era  arrojado al desierto.

El Sumo Sacerdote debía estar casado cuando llevaba a cabo la labor de Yom Kipur, tal como está escrito (Vaikrá 16:6): “y hará expiación por sí y por su hogar – su hogar es su mujer” (Talmud Babilonio Tratado de Yomá 13(A)). Si bien antes de Yom Kipur el Cohen Gadol debía apartarse de su esposa por siete días a los efectos de santificarse y purificarse de cara a la labor del gran día, de todas maneras podía hacerlo únicamente a condición de que tuviese  mujer, ya que todo aquel que no está casado no se le considera “Adam” o persona íntegra (ídem Yevamot 63(A)), carece de alegría, bendición, bien, Torá, sabiduría y paz (ídem 62(B)). Existe otra halajá que indica que debía estar casado con una sola mujer, y si tuviese dos no era apto para el servicio de Yom Kipur (ídem Yomá 13(A)) pues solamente cuando se tiene una esposa, el amor y la unidad entre ambos pueden ser íntegros. En la medida en que  el Cohen Gadol fuera íntegro podía unir a todo el pueblo de Israel con su Padre Celestial.

Al Cohen Gadol se le adjuntaba otro cohen para que pueda reemplazarlo en caso de que el primero se impurifique o muera (ídem 2(A), Rambám Hijlot Avodat Yom Hakipurim 1:2-3, Klei Hamikdash Vehaovdim Bó 5:10).

Esta entrada fue publicada en 10 - La "Avodá" –la labor sagrada- en el Templo en Yom Kipur. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *