18 – El orden de la labor sacra en Yom Kipur.

https://ph.yhb.org.il/es/15-10-18/

En el rezo de Musaf el oficiante rememora el orden de la Sagrada Tarea realizada en el  Templo en Yom Kipur (Shulján Aruj 621:4). El Talmud explica que los oficiantes deben poner atención en recitar este orden de manera puntillosa, conforme a la opinión que se plasmó en la halajá (Talmud Babilonio Tratado de Yomá 36(B), 56(B)) de que el recitado es, en la práctica, el sustituto de la ejecución de la ofrenda.

Así dijeron nuestros sabios (ídem Menajot 110(A)): “Todo aquel que estudia la ofrenda de “jatat” es como si la hubiese sacrificado y todo aquel que estudia la ofrenda de “asham” es como si la hubiese sacrificado”. Además,  nuestros sabios dijeron que luego de que Abraham se enteró que los judíos perdurarán en el mundo en mérito a los sacrificios por mantenerlos conectados a HaShem, le preguntó al Eterno ¿qué habrá de pasar si el Templo es destruido? D´s le contestó: ya les establecí un orden de sacrificios, mientras lo lean Yo se los consideraré como si los ofrendaron delante de Mí y perdono todas sus trasgresiones” (ídem Ta´anit 27(B)). Esto obedece a que toda acción posee un alma y en el caso de los preceptos, su alma son las palabras de la Torá que los ordenan. Por lo tanto, cuando ya no es posible sacrificar las ofrendas, recitar los pasajes que las ordenan y más aún en público en el horario en que deberían ser realizadas, se lo considera como si hubiesen sido ejecutadas. Cuanto más entendemos el significado del sacrificio tanto en su aspecto práctico como en  el filosófico, el recitado del orden es más elevado aún.

Nos parece que también después de reconstruido el Templo, pronto en nuestros días, los rezos que fueron instituidos como sustituto de los sacrificios y el recitado del orden de la labor sacra del Cohen Gadol en Yom Kipur no serán derogados, ya que durante los días de la destrucción se reveló el valor intrínseco del recitado de los rezos y orden de sacrificios que apuntan al aspecto espiritual del trabajo en el Templo, y este beneficio ya no se apartará de nosotros. En todas las sinagogas se continuará rezando, el oficiante de Musaf recitará junto al público, con temor reverencial, el orden de la labor sacra del Cohen Gadol en Yom Kipur. El rezo y la intención meditativa de todos los orantes se unirán a la labor del Cohen Gadol en el Templo. Los cohanim y el pueblo que tengan el mérito de poder estar presentes en el patio del Santuario, serán los representantes de toda la nación y podrán ver con sus propios ojos el cumplimiento del orden de la labor. Ellos no necesitarán recitar los rezos pues podrán ser partícipes de la realización de la labor misma, pues quienes observan también tienen parte en el precepto. Tal como acostumbraron los judíos en los días del Templo, días en los que los cohanim y el pueblo que estaban presentes en el patio como espectadores no recitaban los diferentes rezos.

Sea Su Voluntad que se reúnan los exiliados de los cuatro confines de la tierra, y Él devuelva Su Divina Presencia a Sión, que nos consagre con Sus preceptos y nos otorgue heredad en Su Torá, que purifique nuestros corazones para que podamos servirle de verdad. Que tengamos el mérito de que se construya el Templo prontamente en nuestros días y que la santidad de Yom Kipur se revele en todo su esplendor, que HaShem perdone nuestros pecados y los expíe, que la luz de la verdad y la fe irrumpan desde el Kodesh HaKodashim e ilumine a todo el mundo, que la paz y el amor se expandan en toda la Casa de Israel y en todo el orbe. Que HaShem consuele a Sión y a todas sus ruinas “Porque el Eterno ha consolado a Sión. Ha consolado a todos sus desiertos y los ha hecho como jardín del Eterno. Regocijo y alegría se hallarán en ellos, alabanza y rumor de cánticos” “Y retornarán los rescatados del Eterno y vendrán con cánticos a Sión y alegría eterna será sobre sus cabezas. Tendrán gozo y regocijo, huirán la tristeza y la aflicción” (Ishaiahu 51:3, 11).

Esta entrada fue publicada en 10 - La "Avodá" –la labor sagrada- en el Templo en Yom Kipur. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *