18. Contra natura

La unión se realiza en el sitio donde la mujer queda embarazada; sin embargo hay personas que gustan hacerlo en el esfínter anal. Si esto resulta doloroso para la mujer o contrario a su voluntad es claro que está prohibido hacerlo. La interrogante surge cuando la mujer accede a esto  o lo desea. El Talmud Babilonio (Tratado de Nedarim 20(B)) nos relata que los sabios no lo prohibieron. Por otra parte, aprendimos que el pecado de los hijos de Iehudá Er y Onán consistió en tener relaciones anales con Tamar y de esa manera dejaron su esperma sin efecto lo cual fue malo a ojos de HaShem y por ello les quitó la vida (ídem Ievamot 34(B), Bereshit-Génesis 38:7).

La mayoría de los juristas medievales explicaron que cuando esto se realiza con la intención de evitar el embarazo está prohibido. Empero, cuando se mantiene este tipo de unión de manera casual no se prohíbe. Otros juristas medievales explicaron que lo permitido por los sabios es a condición de que el hombre no eyacule allí sino que posteriormente se unan a través del sitio usual y el hombre eyacule allí. Hay juristas que son estrictos y en esto no están de acuerdo.

Hay juristas que dicen que también cuando la unión se lleva a cabo en el sitio apto para el embarazo, es bueno que el hombre se ubique arriba y la mujer abajo y estén uno frente al otro, habiendo juristas que insisten mucho en esto. Si bien unirse de esta manera es muy bueno, desde el punto de vista de la norma todas las posiciones posibles son permitidas a condición de que sea de común acuerdo. Cuando en virtud del cambio de posición, uno de los dos    pasa a disfrutar más, se está cumpliendo con el precepto de Oná. Empero, si una de las partes no quiere cambiar la posición es mejor que la unión se lleve a cabo del mejor modo. Asimismo, aunque ambos disfruten más de otra posición, es bueno que la cópula destinada al embarazo se lleve a cabo en la mejor posición.

Esta entrada fue publicada en 02. Reglas referentes al cumplimiento del precepto de Oná. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *