10- Un bloque de alimento  caliente, ¿cocina?

https://ph.yhb.org.il/es/01-10-10/

Tal como ya vimos en el inciso 7, el primer recipiente cocina cualquier alimento y el segundo cocina sólo aquellos que son «de fácil cocción», pero el tercer recipiente no cocina en absoluto. Sin embargo los juristas debatieron sobre cuál debe ser la actitud a adoptar ante un trozo grande de alimento caliente.

La opinión mayoritaria es  que las reglas de los diferentes recipientes recaen sobre éste, y por lo tanto si está en un tercer recipiente no puede cocinar a ningún otro alimento (Ramá, Grá, Prí Megadim, Jatam Sofer y Nishmat Adam).

Empero, algunos juristas fueron más estrictos y decidieron que las reglas relativas al segundo y tercer recipiente se refieren específicamente a alimentos líquidos o blandos que entran en contacto pleno con las paredes frías de la olla o el recipiente en cuestión. Por lo tanto, una vez que fueron pasados del primer recipiente a un segundo y a un tercero ya no pueden cocinar. Sin embargo, cuando se trata de un trozo grande de alimento caliente como el caso de un trozo de carne, tarta, papa o arroz aglomerado, al presentarse estos como una  suerte de bloque, el calor es retenido en su interior y no son influenciados por las paredes frías del recipiente. Por lo tanto, según esta opinión mientras los trozos de alimento caliente estén a una temperatura intolerable para la mano, aunque se encuentren en un décimo recipiente – pueden cocinar (Maguén Abraham, Mishná Berurá 318:45).

En la práctica, dado que esta cuestión se refiere a prohibiciones que tienen su origen en la Torá, corresponde adoptar una actitud más estricta, empero, en cualquier situación en la que además se agregue otra duda respecto de si hay o no cocción, a priori se puede adoptar una postura flexible. Por lo tanto, mientras que el trozo de alimento caliente se pueda tocar con la mano y estemos en la duda de si ésta tolera o no un contacto prolongado, no se teme que éste pueda cocinar (ver arriba inciso 4). También en el caso en que nos es claro que el trozo de alimento está a una temperatura intolerable para la mano, se le puede verter encima una salsa fría ya cocida, dado que hay quienes opinan que en líquidos no hay «cocción después de la cocción» (arriba inciso 5). Asimismo, se puede echar sal sobre un trozo de alimento caliente dado que no se está cocinando en un primer recipiente que está sobre el fuego (Mishná Berurá 318:71). Asimismo está permitido colocar un pepinillo en vinagre  y verduras frescas sobre un trozo de «Kuguel» o carne muy calientes pues no hay intención de cocinarlos.

Sin embargo, en el caso de especies frescas como la paprika o la pimienta, está prohibido echarlos sobre un trozo de alimento muy caliente pues esto contribuyen con la cocción ya que su sabor será profundamente absorbido por el mismo. Por lo tanto, se debe esperar a que el trozo de alimento caliente se enfríe un poco hasta que sea mínimamente tolerable al contacto de la mano, y recién entonces se lo podrá condimentar con especies.

Esta entrada fue publicada en 10. Cocinar.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *