23- Cubrir una alimento que está sobre la “plata” y las ollas de cocción lenta.

https://ph.yhb.org.il/es/01-10-23/

Está prohibido envolver las ollas  que están sobre la “plata” con una toalla o una frazada, aunque esto se lleve a cabo en vísperas de Shabat. Si bien las toallas o frazadas no adicionan temperatura, dado que la olla está colocada sobre una superficie de calentamiento de la cual recibe calor, estas entran entonces en la categoría de productos que suman temperatura – por lo que se prohíbe su empleo incluso en víspera de Shabat.

La prohibición de cubrir la olla (“hatmaná“) aplica únicamente cuando ésta es recubierta por todos sus costados, mas cuando no se cubre de esta manera está permitido. Por lo tanto, se puede envolver la mayor parte de la olla que se encuentra sobre la “plata” con una toalla o una frazada, ya que mientras la olla no esté completamente cubierta por todos sus costados no trasgrede la prohibición de cubrir, y por ende esta acción de cobertura parcial puede ser llevada a cabo incluso en Shabat (Ramá). Está permitido colocar sobre una olla una bandeja amplia sobre la cual se coloca una toalla, puesto que mientras la toalla no toma contacto con las paredes exteriores de la olla no nos encontramos ante un caso de cobertura o “hatmaná” (Shulján Aruj 257:8). Es necesario tomar la precaución de no colocar sobre la olla una toalla húmeda, pues al secarse ésta por efecto del calor que le transmite la olla se trasgrede la prohibición de blanquear (ver adelante capítulo 13 inciso 3).

Hay juristas que prohíben el uso de las ollas de cocción lenta pues consideran que trasgreden la prohibición de cubrir, ya que la olla está cubierta o inserta dentro del cuerpo eléctrico que hace de fuente de calor. Si el alimento que está en su interior no está del todo cocinado, consideran que se trasgrede la prohibición de colocar un alimento a calentar sobre un fuego descubierto. Por otra parte, hay juristas que consideran que no se está ante un caso de trasgresión de la prohibición de enterrar por cuanto que la parte superior de la olla está al descubierto, y a los efectos de no trasgredir la prohibición de colocar alimentos no totalmente cocinados sobre fuego, se deben cubrir las perillas del artefacto que regulan la temperatura de cocción. Así es en definitiva la halajá final.

Esta entrada fue publicada en 10. Cocinar.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *