07- Primer, segundo y tercer recipiente.

https://ph.yhb.org.il/es/01-10-07/

Los alimentos se cocinan en un recipiente colocado sobre el fuego. La pregunta que surge es si se puede introducir un alimento no cocido en una olla que no está sobre el fuego o la «plata», y contiene agua caliente o un guisado a una temperatura intolerable para la mano.

En términos generales, la respuesta es que en un primer recipiente esto estará prohibido, empero en un segundo recipiente, por la base de la ley estaría permitido, mas en la práctica esto sólo se autoriza en un tercer recipiente. El primer recipiente es aquel que está calentándose sobre el fuego, el segundo recipiente es aquel en el cual se vertió el  agua o el guisado del primero. La razón de la diferencia entre ambos recipientes radica en que como el primero estaba sobre el fuego, sus paredes se calentaron por lo que se mantendrá caliente por un tiempo prolongado, razón por la cual se podrá cocinar el alimento crudo que se le haya  introducido. En cambio, en el caso del segundo recipiente, por cuanto que sus paredes no se calentaron al fuego, el agua o el guisado que se hayan vertido en su interior se enfriarán  rápidamente, no pudiéndose cocer el alimento crudo que se le haya introducido (Tosafot Shabat 40(B) iniciando con las palabras שמע מינה).

Algunos alimentos salen de la norma, como por ejemplo algunos tipos de pescado que se cocinan fácil y rápidamente incluso en un segundo recipiente. Estos alimentos son denominados por la halajá como «de fácil cocción» («Kalei Bishul«), y está prohibido por la Torá cocinarlos en un segundo recipiente. Esto y más, está prohibido verter sobre estos agua caliente de un segundo recipiente, dado que se cocinan con suma facilidad y se teme que vertiendo sobre estos un poco de agua caliente se transformen en cocidos y aptos para su consumo (Mishná Berurá 318:36).

Si bien por la base de la ley unos pocos alimentos son considerados «de fácil cocción», algunos de los grandes juristas temieron que no sepamos distinguirlos a ciencia cierta del resto de los alimentos «normales». En su opinión sólo cuando se sabe con certeza que un producto «no es de fácil cocción», como en el caso del agua o el aceite, se permite colocarlo en un segundo recipiente (Mishná Berurá 318:42, Shmirat Shabat Kehiljatá 1:59). Además, según la opinión de algunos de los grandes juristas, todo alimento que no fue cocido antes de Shabat está rabínicamente prohibido introducirlo en un segundo recipiente en Shabat, pues a la vista esto puede percibirse como cocinar (Maguén Abraham, Mishná Berurá 318:34). Por lo tanto, en la práctica no se debe colocar en un segundo recipiente un alimento que no esté previamente cocido, mas está permitido verter de un segundo recipiente sobre un alimento no cocido y esto estará prohibido solo si se sabe a ciencia cierta que es de «fácil cocción».

Por lo tanto, está permitido preparar una solución instantánea de arroz o de sopa vertiendo agua caliente de un segundo recipiente, mas la preparación de puré no se permite porque implica la labor de «amasar» (ver adelante cap. 12 inc. 7).

En cuanto al tercer recipiente los juristas están de acuerdo con que no cocina; por lo tanto si se vierte el agua caliente o el guisado de la olla a un segundo recipiente y de este a un tercero – ya no estamos ante la prohibición de cocinar.

Esta entrada fue publicada en 10. Cocinar.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *