20- Reglas referentes a la colocación sobre la “plata” y la devolución a la misma.

https://ph.yhb.org.il/es/01-10-20/

Tal como vimos en el inciso anterior, si el alimento fue colocado sobre la “plata” antes del inicio del Shabat, los juristas más estrictos estarán de acuerdo con que se pueda retirar la olla y devolverla a la fuente de calor. Por lo tanto, si el alimento estaba ubicado en el borde de la “plata” se lo puede pasar al centro de la misma para que se caliente mejor, dado que  como ya estaba sobre ella no se lo considera como la colocación de un alimento nuevo. Todo esto a condición de que el alimento esté ya completamente cocinado, pues de no ser así toda acción que aumente su temperatura se considera como una trasgresión de la prohibición de la Torá de no cocinar en Shabat.

Asimismo, quien tiene dos “platas” encendidas en Shabat puede pasar una olla caliente de una a la otra, a condición de que el alimento esté completamente cocido. De igual manera, si colocó el alimento sobre una chapa de cobre y el fuego de la hornalla se apagó, si el alimento está completamente cocinado se lo puede pasar a la “plata” eléctrica. Mientras la comida se mantiene caliente se nota que la olla fue colocada en víspera de Shabat sobre la “plata” y por lo tanto pasarlo a otra superficie caliente se considera devolución.

Cuando en víspera de Shabat se desean calentar varios alimentos se pueden colocar varios pisos de ollas sobre la “plata” y por la noche al llegar el momento de servir la comida se pueden retirar las ollas inferiores quedando las otrora superiores apoyadas sobre la superficie caliente, siempre y cuando los alimentos estén ya completamente cocinados. En este caso, no se considera que a las ollas antes superiores se las esté colocando en calidad de nuevas puesto que se encuentran a una temperatura intolerable para la mano y además, desde un principio se tenía en mente que más tarde éstas quedarían directamente apoyadas sobre la superficie caliente.

Cuando se desea calentar un alimento completamente cocinado y el fuego se encuentra al descubierto, está permitido cubrirlo con una chapa metálica y colocar un plato sobre ésta (según la opinión de la mayoría de los juristas, ver inciso 18) y sobre éste colocar la comida. Si bien la forma de la flama o llama cambiará en virtud de la colocación de la chapa, esta acción no se prohíbe por cuanto que la intensidad del fuego no se ve alterada (Shmirat Shabat Kehiljatá cap. 1 nota 66).

Esta entrada fue publicada en 10. Cocinar.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *