14. Evitar el embarazo durante dos o más años

Previo al cumplimiento del precepto de procrear no se debe evitar el embarazo por más de un año, sin embargo, hay mujeres que en virtud de su situación física o anímica requieren de una pausa más extensa, por lo que tienen permitido evitar la concepción por hasta dos años.

Empero, una pareja que aún no cumplió con el precepto de procrear no puede evitar el embarazo por más de un año por razones de estudio, trabajo o dificultades económicas. Hay juristas que en esto flexibilizan la norma y permiten hasta dos años.

Si bien es correcto actuar de acuerdo a la opinión mayoritaria de los juristas y no flexibilizarse en el cumplimiento del precepto de procrear, en aras del cual el mundo fue creado y por medio del cual el ser humano se transforma en socio del Creador (Talmud Babilonio Tratado de Guitín 41(B), Nidá 31(A)), de todas maneras quienes deseen adoptar una actitud más flexible tienen en quien respaldarse. Sin embargo, no se puede efectuar una pausa de más de dos años si aún no se cumplió con el precepto.

Una mujer no puede argüir que por cuanto que ella no está obligada a cumplir con el precepto puede evitar embarazos ilimitadamente, ya que una vez que se aceptó el decreto de Rabenu Guershom que impide a un hombre desposar dos mujeres o divorciar a su esposa contra su voluntad, el hombre depende por completo de su mujer a los efectos de cumplir el precepto y al aceptar esta contraer matrimonio acepta ser socia del hombre en el cumplimiento de este precepto (Jatam Sofer Even Haezer 20).

En caso de gran necesidad o premura, si la mujer sufre de una afección tanto física como síquica cuyo tratamiento requiere evitar el embarazo por más de dos años con posterioridad a un parto, esto estará permitido aún antes de que esta haya cumplido con el precepto de la Torá de engendrar un hijo y una hija. Este permiso debe ser sopesado cuidadosamente tras haber recibido la opinión de un médico temeroso del cielo.

Esta entrada fue publicada en 05. "Creced y multiplicaos" ("Prú Urbú"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *