17. Métodos anticonceptivos prohibidos y permitidos

Según la halajá, está prohibido malograr el esperma o derramarlo en vano, por lo tanto, aunque esté permitido evitar el embarazo está prohibido hacerlo de modo tal que el hombre, previo a eyacular, se retire y vierta afuera (arriba 4:1). Asimismo está prohibido emplear preservativos, pues de esta manera el hombre vierte el esperma en vano en su interior.

Empero, se permite evitar el embarazo mediante una acción indirecta. Para ello hay dos opciones, píldoras anticonceptivas y dispositivo intrauterino.

Estos dos métodos anticonceptivos son considerados sumamente eficientes a los efectos de evitar un embarazo y los mejores desde el punto de vista halájico, ya que en ambos casos el embarazo se impide de modo indirecto en el cuerpo de la mujer y sin malograr el esperma. Por lo tanto, cuando es permitido abstenerse de engendrar todos los juristas coinciden en autorizar el uso de estos métodos (como se explicará en la halajá 18).

Existen otros dos métodos que son menos eficientes a los efectos de evitar el embarazo y menos apropiados desde el punto de vista halájico: a) espuma o supositorios que neutralizan el esperma; b) el diafragma (su uso será detallado en la halajá 19).

Todo lo que se explicó en las halajot anteriores en cuanto a que se permite evitar embarazos a priori, se refiere a los casos en los que se hace uso de píldoras anticonceptivas o dispositivos intrauterinos. Empero, en el caso del uso del diafragma o del neutralizador de esperma, la autorización para su uso es siempre a posteriori, y a los efectos de emplearlos se necesita que el justificativo de la abstención de engendrar sea sumamente significativo (como se verá en la halajá 19).

En el caso de una mujer que logra evitar el embarazo mediante la persistencia en el amamantamiento, queda liberada de todos los efectos secundarios posibles del uso de anticonceptivos. Por ello, cabe recomendar a una mujer que no teme quedar embarazada poco después de un parto que durante el periodo de la lactancia no use métodos anticonceptivos y si en este tiempo no recibe el período y no se embaraza habrá de saber que en su caso esto se debe a que da pecho. Otro tanto habrá de hacer en los partos subsiguientes, podrá evitar el embarazo mediante el amamantamiento sin necesidad de recurrir a las píldoras o el dispositivo. De todas maneras, en el caso de una mujer que tema quedar embarazada durante el período del amamantamiento, podrá emplear métodos anticonceptivos a priori a los efectos de evitar el embarazo durante nueve meses y hasta un año.

Esta entrada fue publicada en 05. "Creced y multiplicaos" ("Prú Urbú"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *