04. La disposición de la keará

https://ph.yhb.org.il/es/04-16-04/

En el Talmud no se menciona el uso de una keará o platón alegórico, sino que allí nuestros sabios dijeron que se debe colocar en la mesa matzá, jazeret o rábano, jaroset y dos alimentos cocidos (Talmud Babilonio Tratado de Pesajim 114(A)). Los sabios medievales (Rishonim) son quienes indicaron colocar todos estos alimentos sobre un platón, y así lo menciona el Shulján Aruj (473:4). Sin embargo, esto no es obligatorio, sino que lo importante es que todos estos alimentos estén dispuestos sobre la mesa delante de quien dirige el Seder. No es necesario colocar una keará delante de cada comensal ni de cada una de las parejas presentes, sino que alcanza con hacerlo ante quien dirige el Seder (Mishná Berurá 473:17). Sin embargo, hay quienes acostumbran a colocar una keará delante de cada jefe de familia. Hay también quienes acostumbran colocar matzot delante de cada jefe de familia, empero la keará en su completitud se coloca únicamente frente al director del Seder.

Dado que es necesario colocar varios alimentos sobre la keará, surge la interrogante de cuál es la mejor manera de ordenarlos. A este respecto existen varias opiniones.

Según el Ramá, la regla general es que cuanto antes se emplee el alimento en la noche – más cerca se coloca del director del Seder para no «pasar por encima de los preceptos» («leha´avir al hamitzvot»), pues si por ejemplo, el oficiante del Seder  coloca las matzot cerca suyo y el karpás un poco más alejado, resulta que al tomar el karpás para comerlo «pasa por encima» de las matzot y ello implica una cierta falta de respeto hacia ellas. Por ello, según la opinión de Ramá se debe colocar el karpás y el agua con sal cerca del oficiante pues son los primeros en ser ingeridos todavía antes de leerse la Hagadá. Atrás del karpás habrá de colocar las matzot pues se ingieren al inicio de la comida festiva. Luego se debe de colocar el maror y el jaroset ya que tras ingerir las matzot se come maror aderezado con jaroset, mientras que los alimentos más alejados del oficiante deben ser el zeroa y el huevo los cuales son recordatorios del Korban de Pesaj y el sacrificio festivo.

Hay juristas que entienden que no es necesario prestar atención a la disposición de los alimentos en la keará para «no pasar por encima de los preceptos» pues solamente en caso de que sea necesario cumplir simultáneamente con dos preceptos se debe evitar pasar por encima de uno de ellos para alcanzar el más distante. Empero en la noche del Seder cada precepto tiene un tiempo específico; por ello no hay problema en pasar por encima de un alimento cuyo tiempo aun no llegó y tomar el más distante cuyo momento de ingestión efectivamente arribó.

Según el Arí Z»l existe un orden de disposición de los alimentos que alude a las diez sefirot o diez atributos Divinos y esta es la usanza de la mayoría de los judíos de origen sefaradí y la mayoría de quienes rezan según la tradición Sfard-jasídica; incluso hay quienes siguen esta práctica entre quienes rezan de acuerdo con la tradición ashkenazí. Hay también quienes siguen la usanza de Ramá y otros que actúan según el Gaón de Vilna. En muchas Hagadot se imprimieron ilustraciones del orden de colocación de alimentos en la keará y, tal como ya vimos, cada costumbre tiene su lugar en la halajá.

Esta entrada fue publicada en 16. La noche del Seder. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *